Escrito por | Abr 3, 2017 | | Articulo publicado por “Neuromarketing.la”

En un mundo donde la equidad de género es cada vez más importante, las mujeres han ido destacando en distintas áreas. Ahora incluso existe el neuroliderazgo femenino.

Como se mencionó en Neuroliderazgo: la neurociencia al servicio del ámbito laboral el neuroliderazgo es una herramienta de administración que conecta la neurociencia con las prácticas organizacionales, para transformar la efectividad del liderazgo.

Desde el enfoque del Neuroliderazgo, se busca comprender el cerebro de los líderes, para entender cómo se apropian de una mentalidad fuerte, y cómo esta puede influenciar en los trabajadores de una empresa y en los consumidores.

Según el libro Neurociencias para tu vida el cerebro femenino parece contar con las capacidades para abarcar temas como la espiritualidad en el mundo de las organizaciones, el liderazgo afectivo y la inserción social de los sentimientos.

Parece estar dotado especialmente para el diseño de ámbitos de trabajo que favorecen la motivación, creatividad, armonía y bienestar laboral.

 

“Recientes estudios afirman que las mujeres exitosas crean climas laborales más sólidos para sus equipos con relación a sus pares masculinos. Por ejemplo, por su empatía, las mujeres suelen estar muy preparadas para gestionar entornos diversos o cambios dentro de la organización.” – Informe presentado por Deloitte para El Financiero.

 

CONTRASTES CULTURALES

¿Te ha pasado que estas con tu pareja o un amigo y tienen problemas para escoger el tipo de película que quieren ver? Las investigaciones demuestran que por lo general los gustos y preferencias de las personas varían según su género.

Los hombres están  más inclinados a ver películas de acción mientras que a las mujeres les gusta más los dramas o comedias románticas. Esto también sucede en temas de deportes, juguetes de preferencia en la infancia y otras actividades.

Todo esto es consecuencia del fenómeno de neuroplasticidad. El cual establece que tanto el cerebro masculino como femenino se va desarrollando en función a las influencias que recibe de su entorno. Aunque también influye la concentración hormonal desde antes del nacimiento; la testosterona en el hombre y estrógeno y progesterona en la mujer.

Para continuar con leyendo el articulo, haz clic aqui